viernes, noviembre 17, 2006

Recorrido por la gran manzana - NY

Hace unos días tuve la oportunidad de conocer la llamada capital del mundo. La expectativa que tenía era bastante, era un choque de sentimientos, ya que el gobierno americano ha logrado que el resto del mundo no quiera su país. Sin embargo desde que empecé mi viaje estaba preparado para dejar de lado cualquier prejuicio que me impidiera ver, admirar y aprender de esta gran creación del hombre.
En la sala de espera comienza uno a ver la variedad de gente que viaja a NY, algunos ya se les nota que llevan tiempo por allá, su apariencia cambia, tal vez sea por la moda y definitivamente por su gordura, por lo menos eso pensaba yo en la sala de espera.
Quisiera contar cada minuto de mi viaje pero no terminaría, creo que podría escribir todo un libro y ahora entiendo porque NY ha sido fuente de inspiración para tantos artistas, libros, películas, canciones, programas de TV, etc, NY es musa de inspiración de todas las artes.
Desde el primer día que llegué comencé a hacer uso del metro, definitivamente es un muy buen medio de transporte y lo mejor es que funciona las 24 horas. Al segundo día con mapa en mano ya estaba recorriendo sólo la ciudad, tratando de sentir NY cada minuto de mi estadía.
Creo que nunca se terminará de conocer NY, por lo grande y porque cambia constantemente, parte de lo cual la hace una ciudad interesante es que a pesar de estar cambiando constantementeme, hay un gran respeto por lo antiguo, la mayoría de sus construcciones tienen más de 50 años y las conservan como nuevas. Uno de los sitios donde pude sentir por primera vez el pulso de la ciudad fue en la estación gran central, es una obra de ingenieria espectacular, es la estación de trenes más grande del mundo, construida hace más de 100 años, sigue campante atendiendo su alta demanda. Es toda una pequeña ciudad, locales comerciales, comidas, exposiciones de arte, librerias, todo se puede encontrar acá.
Fueron 7 días de caminar por las calles del downtown, village, soho, chinatown, brooklyn, queens y otras más. Cada, sitio cada cuadra, tiene su encanto, caminar es bastante ameno, porque mientras se camina se pueden admirar todas sus construcciones, se ve pasar gente de todas partes del mundo hablando en sus respectivos idiomas, leyendo sus respectivos períodicos, es una interesante unión de culturas, es como visitar el mundo entero en una sola ciudad.
Por momento pensé que es el ejemplo de lo que sería una sociedad sin la plata como restricción, una buena muestra de las cosas buenas que puede hacer el hombre. Sin embargo, como todas las ciudades grandes, el ritmo de sus habitantes hace que estén en una carrera imparable hacia ningún lado.
Es una ciudad que hay que conocer, y reconocer, vale la pena cruzarse con tal diversidad y ver como a pesar de las diferencias podemos vivir en paz.
Entre la infinidad de planes que se pueden hacer en NY les recomiendo tomarse un café en Barnnes and Nobbles mientras hojean un buen par de libros.
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons