domingo, febrero 17, 2008

¿Existe conflicto entre el bienestar individual y el bienestar colectivo?

El gran propósito de la construcción de Teorías de desarrollo ha sido tratar de explicar por qué ha sucedido y lograr establecer un cómo lograrlo para los países que se consideran menos desarrollados. La búsqueda de este propósito implica que desde el principio se tenga un concepto de desarrollo preestablecido.

Desarrollo es un concepto que tiene muchas variantes, se ve como algo muy complejo, dentro del lenguaje común se asocia con progreso y el progreso con mejora, entonces llegamos a uno de los elementos que tratamos respecto a las empresas la mejora, esto querría decir que un país desarrollado es un país que ha mejorado, es decir se ha acercado a su meta. ¿Puede haber mejora sin tener una meta definida?¿Puedo decir que un país está mejor que otro si tienen metas distintas? Creo que no, esto querría decir que a pesar de que el concepto de desarrollo aparentemente tenga muchas variantes, en el fondo hay un consenso acerca de la meta o si no un consenso una meta impuesta y a partir de la cual estamos midiéndonos y estableciendo políticas en todos los países. Este consenso parece estar alrededor de tener una vida larga, saludable y digna.

La gran pregunta entonces sería ¿cómo logramos que todos tengamos una vida larga, saludable y digna? O mejor aún ¿qué hace que en la actualidad parte de la población no pueda tener esta vida larga, saludable y digna?

Aunque tal vez la afirmación de vida larga, saludable y digna sea una imposición y no necesariamente todos quieran lo mismo, y esto nos lleva al otro gran dilema lo que quiere el individuo no es necesariamente lo que quieren todos, entonces comienzan debates como si debe primar el bienestar individual sobre el bienestar colectivo o al contrario. Podríamos decir que el capitalismo nos puso en el primer camino donde prima el bienestar individual suponiendo que si buscamos este bienestar individual se va a lograr lo que es mejor para todos, y el comunismo planteó el otro camino donde el bienestar colectivo prima sobre el bienestar individual. Esto nos lleva a pensar que existe un conflicto irresoluble entre la búsqueda de bienestar individual y la búsqueda de bienestar colectivo.

Sin embargo me pregunto si es posible sostener lo uno sin lo otro, es decir será que podemos lograr bienestar individual sostenible mientras se echa a perder el bienestar colectivo? O será que podemos lograr bienestar colectivo echando a perder el bienestar individual? Creer esto posible implica suponer que el individuo no hace parte de la colectividad, lo cual no es cierto, pero entonces ¿por qué existe el conflicto?

Podríamos decir que sólo basta con abrir el periódico para encontrar una prueba de que el bienestar individual y el bienestar colectivo se encuentran el conflicto, por ejemplo hoy 17 de febrero de 2008 uno de los titulares del tiempo dice “Atentado suicida deja 80 muertos en Afganistán”1. ¿Cuál bienestar primó en este caso?¿El individual sobre el colectivo, el colectivo sobre el individual o ninguno de los dos?

El análisis de este hecho implica muchas miradas, cultural, social, económica, política entre otras. Desde cada una de estas miradas seguramente podríamos encontrar que en este caso primó el beneficio individual y seguramente también podríamos encontrar que primó el beneficio colectivo y quedaríamos en el mismo punto. Si ponemos como propósito la supervivencia de la especie podríamos decir que estas 80 personas no cumplieron este propósito, sin embargo, aunque no estoy de acuerdo, no podríamos asegurar que su muerte no haya contribuido a la supervivencia del resto de la especie.

Si a la historia le sumamos que el blanco del ataque era un líder de una milicia que está en contra del régimen Talibán, que estaban reunidos viendo una pelea de perros, y que la región se caracteriza por ser una de las principales productoras de opio del país, entonces y el cuadro queda mucho más complejo de lo que teníamos al principio.

Esto es un pequeño ejemplo de lo que es el mundo, coexistencia de creencias y supuestos. El gran reto es ¿cómo lograr que a pesar de estas diferencias de creencias, costumbres, etc, no queramos matarnos entre nosotros y que estemos dispuestos a colaborarnos para estar todos mejor? ¿Será acaso una utopía, será que debemos creer que el ser humano tiende a destruirse por naturaleza?

Si asumimos como cierto que el ser humano tiene como propósito destruirse a sí mismo, entonces ya no tendríamos que hacer nada, simplemente esperar a que se diera. Pero si asumimos como cierto que el hombre lo que quiere es vivir cada vez mejor, entonces si tenemos un gran camino por recorrer.

Quiero partir del supuesto de que el hombre es bueno por naturaleza, y con bueno quiero decir que quiere lo mejor para si mismo. Esta afirmación a la vez que parece una contradicción, también nos suena casi obvia. Pero por qué suena a contradicción? Precisamente por el conflicto mencionado entre el bienestar individual y el bienestar de todos. Sin embargo para que realmente exista un conflicto es necesario que las dos entidades en conflicto no puedan suceder simultáneamente nunca, y entonces ahora la pregunta es ¿será que no se puede dar el bienestar individual y el bienestar colectivo de manera simultánea nunca?

Aunque nos vemos tentados a responder con un rotundo no, en el fondo sabemos que no podemos asegurar que nunca. Si esto es así, entonces estaríamos descubriendo que tal vez no sea el bienestar individual el que esté en conflicto con el bienestar colectivo, sino la forma en que estamos tratando de satisfacer cada uno. A pesar de que hasta este punto sigue existiendo un conflicto entre individuo y sociedad, este podría ser expresado de la siguiente manera:

El esquema nos plantea que para vivir en paz y armonía, es necesario que yo como individuo asegure mi bienestar y para esto entonces debo hacer lo que considero mejor para mi. Pero por otro lado para tener una sociedad en paz y armonía, es necesario que la sociedad asegure el bienestar colectivo y para esto es necesario hacer lo que se considera mejora para todos. Si esto nos suena lógico y parece obvio, entonces estaríamos viendo que el conflicto no es entre el bienestar individual y el bienestar colectivo, sino entre hacer lo que considero mejor para mi y hacer lo que se considera mejor para todos.

El planteamiento anterior supone que el objetivo común entre el individuo y la sociedad sea vivir en paz y armonía, pero esto podría revaluarse, sin embargo creo que las necesidades de bienestar individual y bienestar colectivo se mantendrían, y estas son la base para continuar nuestra reflexión.

Volviendo a lo planteado en el esquema puedo decir que algunas veces a pesar de que hago lo que considero mejor para mi, pongo en riesgo mi bienestar individual, y seguramente encontraremos fácilmente casos donde haciendo lo que se considera mejor para todos, se pone en riesgo el bienestar colectivo. Entonces ¿qué será lo que nos lleva a realizar acciones que además de poner en riesgo el bienestar colectivo, ponen en riesgo el bienestar individual?¿Será acaso que los criterios que utilizamos para establecer lo que es mejor, no son los adecuados?

Responder esta última pregunta a nivel del sistema sociedad, puede ser demasiado extenso y difícil de demostrar, sin embargo podemos tratar de responderla a un nivel más pequeño, por ejemplo a nivel del sistema empresa, donde igualmente se debe satisfacer el bienestar individual y el bienestar colectivo para que pueda haber armonía dentro de la organización.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons