domingo, marzo 02, 2008

De nuevo por la gran manzana - Día 2

Un delicioso pan relleno de chocolate con un café preparado en la máquina Nespresso que trabaja con unos curiosos cartuchos de colores representando cada uno un sabor distinto de esta grata bebida; por supuesto no puede faltar el orange juice de caja, para completar los ingredientes de un desayuno franco-americano para comenzar el día.
Luego nos dirigimos a una tienda de muebles que se hizo famosa en el mundo por crear los muebles modulares, aquellos muebles que nos hacen trabajar y a la fuerza tener que mirar los planos, si es que algún día queremos terminar de armarlos. Proveniente de Suecia, en las afueras de NY, más exactamente en Long Island, se encuentra IKEA. La distribución de su almacén hace que se siga una sola dirección en su interior y de esta manera estar casi obligado a recorrer todo el almacén, aunque siempre existen atajos para pasar de un lado a otro. Es casi imposible pasar invicto por esta cantidad de cosas.
Y al final luego de unas cuantas compras, almorzamos en el restaurante del almacén, donde los platos principales son platos típicos su país de origen, ocupando las albóndigas el puesto principal.
Luego dejamos las compras en casa y nos vamos a Manhattan a la famosa librería Barnnes and Nobbles, donde no consigo los libros que busco pero aprovechamos y nos tomamos un café.
Rematamos el día con una rumba latina en un sitio escondido en Brooklyn (Rose), y nos encontramos con personas que no veíamos desde hace mucho, un encuentro casual en medio de la pequeña NY.
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons