domingo, enero 24, 2010

Me deja ver su maleta...

Debo confesar que me molesta mucho esa rutina de revisión de maletas y carros a la entrada de los centros comerciales o edificios. No sólo por el hecho de que por defecto se piensa que todos somos delincuentes, sino además por lo absurdo de la medida.

En teoría esta medida es con el fin de mejorar la seguridad de todos, sin embargo quisiera ver las estadísticas sobre cuántas bombas han detectado a través de este método de revisión. Yo creería que ninguna por la forma en que se hace. Por ejemplo cuando uno abre la maleta el guardia lo único que hace es mirar dentro, sin importar que vea al interior. Ó cuando lo hace al automóvil con el perro, donde le tienen que abrir el baúl al perro para que pueda oler, cuando según entiendo tienen un super olfato (según wikipedia: su área olfatoria es 20 veces más gruesa, con 40 veces más células olfatorias), lo que me hace pensar que no son super perros y por ejemplo la llanta de repuesto podría estar llena de explosivos.

Vale la pena aclarar que eso es lo que se hace aquí en Colombia, he tenido la oportunidad de estar en otros países como EEUU o Japón y esta revisión ni siquiera se les ocurre. Pero claro como acá somos tan avanzados en la lucha antiterrorista, entonces debe ser que a esos otros países no se les ha ocurrido tan genial idea.

Aunque la medida tiene su lado bueno, genera empleo, porque donde debería haber una persona, o ninguna en caso de que la expedición del tiquete del parqueadero sea automática, siempre habrá uno más y un perro. Esto mejora las ventas de las compañías de seguridad, las cuales han terminado recibiendo un beneficio de actos crueles como las bombas. Igualmente como sabemos en nuestro país el ejército se lleva una buena parte del presupuesto, gracias a esos actos terroristas como los del Nogal, bien reza el conocido refrán, nadie sabe para quien trabaja, o si sabrán?

¿Quien más se habrá visto beneficiado por la inseguridad, o el terrorismo?
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons