viernes, agosto 10, 2012

La Corrupción en el Estado

Pan de cada día, todos los días en la prensa se encuentran noticias sobre el congresista que roba, el cartel de la contratación, la tutela para que vuelva a ser obligatoria la revisión de gases para los carros nuevos, todo porque varios congresistas tienen este negocio, etc, podríamos enumerar cientos creo que hasta miles de noticias que validarían dicha corrupción. 

¿Por qué vivimos resignados al respecto?, será un mal inevitable sobre el cual no podemos hacer nada sino resignarnos, o será que respecto a nuestro día a día que sean corruptos o dejen de serlo no me beneficia en nada. 

Hace un par de años escuchaba a una persona que estaba realizando unos trabajos como contratista para el aeropuerto el Dorado, que contaba como el había pasado una cotización y luego lo habían llamado para que pasara la misma cotización con unos precios más altos para darle la comisión a los que contrataban. Todos sabemos cuánto tiempo ha tomado la construcción del El Dorado, sólo hasta ahora se piensa entregar después de años de retraso, sin duda esto perjudicó bastante a Bogotá. Es una lástima que esto sea muy frecuente, y desafortunadamente también hay muchos contratistas que terminan aceptándolo, se vuelve parte de la negociación principalmente con el sector público. 

El circulo es sencillo, pagamos unos impuestos de los cuales un buen porcentaje se va a los bolsillos de los supuestos "servidores" públicos, lo que a su vez también hace que no necesariamente el contratista que se quede con el contrato sea el mejor, técnicamente hablando, sino el mejor en cuanto a la mordida que da. Entonces terminamos teniendo carreteras que no se terminan o infraestructura que al poco tiempo de inaugurada ya presenta fallas.

El gobierno pasado logro llevar la corrupción a un punto de colmo que hizo que fuera tanto que la sociedad finalmente empezó a resentirse y se empezaron a armar escándalos que provocaron revolcones, encarcelamientos y reformas en las políticas de contratación del Estado. 
Pareciera que la cosa ha mejorado un poco, sin embargo estamos muy lejos de desligar el ser político de ser corrupto, de hecho puede ser que el aparente destape de la corrupción, sea simplemente porque los grandes grupos económicos del país comenzaron a verse afectados y empezaron a ver que no tenía sentido pagarle intermediación a sus mismos títeres, que en un momento dado olvidaron que lo eran y trataron de ganar por otros lados y perjudicar a la mano que les daba vida. 

Además todavía quedan muchos micos ocultos en las leyes que por llevar muchos años ya se asumen como parte de la vida, como por ejemplo el registro obligatorio en cámara de comercio, algo que no ayuda al empresario, además de no reemplazar el trámite ante los impuestos que se debe hacer. En muchos países la cámara de comercio es voluntaria, pero acá logró convertirse en obligatoria y ahora maneja un presupuesto tan alto que se ha vuelto fortín político es decir fortín de corrupción, pagado nuevamente por las empresas. 

Ojalá empecemos a creer que las cosas no tienen porque ser así, que pueden ser mejores para todos, y que no tenemos que estar resignados a tener un Estado corrupto y sesgado, sino que se puede tener un Estado controlado socialmente y para beneficio de todos. 
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons