jueves, abril 16, 2015

Una razón para escribir. Por: Luis Enrique Sedano, 1987

Estoy pensando en escribir algo diferente. Por ejemplo: sobre el encuadre conceptual del hombre. Esto me produce un poco de temor porque se me ocurre que es un tema muy difícil de abordar. Sin embargo, creo que la decisión puede más que los temores. Entro en tema. 

Creo que para delinear esta disquisición lo mejor será usar el método analítico (si corresponde bautizar así al sistema que desarrollaré), es decir, del todo a la unidad (!). De todas maneras lo que quiero decir es que mi punto de vista respecto del hombre y su existencia es que él en ella se justificaría sólo para que el amor tuviera su manifestación. Sólo de este pueden partir otras expresiones inherentes al ser humano. Y sólo con estas el hombre formó lo que conocemos como HUMANIDAD. 

Humanidad entendida no sólo como el conglomerado de hombres y mujeres, sino como la concreción de la solidaridad basada en la justicia para ir en busca de la libertad. Estos tres últimos conceptos constituyen los pilares de lo que pudiera definir como mi filosofía de vida. 

Pero puesto esto como meta, faltaría una definición a la luz de las tendencias ya establecidas por quienes han sido primero realidad. En este campo tengo que considerar ante todo cómo asegurar la existencia de este ser inteligente. Para este fin la equidad será el eje de donde emanan los medios para conseguir la satisfacción biológica.


Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons