jueves, abril 20, 2017

Hasta siempre viejo J

Es difícil creer que ya no está viejo J. Cuántas discusiones, cuánto trabajo juntos, cuántos intentos de emprendimiento, fracasos, alegrías, comidas, música. Viejo J, sigo tratando de lograr su disposición a servir. Maestro del autoaprendizaje, inglés, francés, acordeón, guitarra, violín, arquitecto y desarrollador de grandes soluciones intangibles. Hombre de ciencia y noble corazón.  Hermano, cuñado, amigo y colega. Sonrisa permanente. Sigo sin creerlo, no es fácil creer que nuestra vida es tan efímera, más cuando un día todo está bien y al otro, de repente, todo está mal. Generosidad sin limites, dando todo de si hasta el último momento. Viejo J gracias, gracias, gracias es lo único que puedo decir, desde esta tierra donde tanto compartimos se le extraña y recuerda a diario, esas dos semillas que dejó nos permitirán seguir aprendiendo de esa curiosidad, generosidad y alma de servicio por la cual debemos trabajar. Como le dije, ahora nos guía adelante, no podríamos tener un mejor guía. Hasta siempre amigo y hermano.
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons