miércoles, noviembre 29, 2017

La revolución de las criptomonedas



Desde finales del 2008 se viene gestando una revolución que al comienzo fue bastante silenciosa y pasó completamente desapercibida para el establecimiento, pero ahora inunda los titulares de las noticias a nivel mundial cuando ahora un Bitcoin vale alrededor de U$10,000 y según la proyección continuará su ascenso por un tiempo más. 


Podemos decir que esta es la revolución de las criptomonedas. Se merece el nombre de revolución porque cambia uno de los paradigmas que considerábamos imposible de cambiar, la centralización de la moneda. Hasta el 2008, los únicos que podían expedir dinero eran los bancos, centrales y privados, los primeros como dinero "material" y los segundos como deuda. Las criptomonedas nacen gracias a dos tecnologías, la criptografía y el blockchain, esta unión ha permitido descentralizar la creación de dinero, permitiendo que comunidades formadas con personas de todo el mundo generen su propia moneda, algunas a través de un proceso llamado minería.

El cambio de paradigma es tal que muchas personas no logran entenderlo, en los últimos meses me he dedicado a estudiar el tema, además de estudiar sobre la tecnología y su funcionamiento lo que más he tenido que estudiar cómo funciona el dinero que usamos día a día, o en términos técnicos el dinero Fiat o Fiduciario. Lo primero que me sorprendió fue encontrar en su definición que "se basa en la fe o confianza de la comunidad". Luego entendí que esa fe o confianza de la comunidad es en las instituciones como los gobiernos o bancos centrales que "respaldan" este dinero. En los años 70 el gobierno de Nixon acabó con el dinero respaldado en oro y de ahí en adelante el respaldo se convirtió en algo legal. 

Lo que la historia nos ha mostrado es que este supuesto respaldo no es tal, vemos con mucha frecuencia países donde su moneda pierde gran parte de su valor por obra y gracia de sus gobiernos, por ejemplo nuestro vecino país Venezuela. Igual que el peso colombiano ha mantenido un ritmo casi constante de devaluación. El valor de nuestro dinero está completamente fuera de nuestras manos y depende de lo que la banca y grupos económicos mundiales quieran provocar. 

La descentralización de la moneda cambia las reglas de juego, el valor de las criptomonedas depende completamente de la aceptación que tenga en la comunidad, por lo tanto se vuelve inmune a las políticas de los Estados y de la misma banca privada. Al parecer esta revolución fue silenciosa y rápida porque ni los Estados ni la banca han logrado reaccionar a este cambio acelerado que plantea muchos interrogantes alrededor de cómo controlar la economía perdiendo el dinero como sistema de control. 

¿Cómo se cobrarán los impuestos?¿Cómo mantendrán los bancos el monopolio del dinero?¿Para qué vamos a necesitar los bancos?¿Cómo van a prestar si no tienen depósitos? Estas y muchas más preguntas tendrán que trabajar quienes hasta ahora tenían el monopolio del dinero. 
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons